Go to Top

EL LIDERAZGO DEL CONTADOR

Print Friendly, PDF & Email

El pasado 1 de marzo se celebró el DIA DEL CONTADOR, fecha para muchos pasó inadvertida. Algunos, si acaso, felicitamos a varios de nuestros colegas y otros, ni siquiera se dieron cuenta. La pregunta que nos tendríamos que hacer es, por qué sucede esto? y la respuesta podría ser sencilla: hemos perdido liderazgo y no le estamos dando a la profesión la altura y el sitial que se merece.

Sin embargo, no hacemos nada y nos hemos vuelto, como varias veces lo he dicho en esta columna, unos registradores de comprobantes, unos contadores de débitos y créditos. Seguimos presentando a las Directivas de las compañías unos estados financieros fríos, un balance general con las columnas de activos y pasivos mas patrimonio, que deben sumar igual y un estado de resultados en donde la operación matemática de sumas y restas nos lleva a determinar una utilidad o pérdida.

Sólo por mencionar, le preguntan a un contador: ¿Qué muestra el balance general de una compañía? y responde: la situación financiera de la empresa en una fecha de corte determinada. ¿Y el estado de pérdidas y ganancias?, muestra los resultados de las operaciones durante un período de tiempo.

Con el nuevo modelo de información financiera, estos conceptos tienen que cambiar así como la forma de analizar la información. Observemos lo que nos dice el marco conceptual de las NIIF:

“La situación financiera de una empresa se ve afectada por los recursos económicos que controla, por su estructura financiera, por su liquidez y solvencia, así como por la capacidad para adaptarse a cambios habidos en el medio ambiente en que opera. Esta información es útil, entre otras razones, para analizar la capacidad de la empresa en generar efectivo, analizar si tendrá éxito en obtener nuevas fuentes de financiación, y para conocer su capacidad de cumplir los compromisos financieros según vayan venciendo. La información requerida para ellos es suministrada, fundamentalmente por el estado de situación financiera”, lo que hoy llamamos el balance general.

“La situación acerca del rendimiento de una empresa es necesaria para evaluar potenciales en los recursos económicos, que es probable puedan ser controlados en el futuro. Esta información es útil para predecir la capacidad de la empresa en generar flujos de efectivo a partir de la actual composición de los recursos, así como para analizar la eficacia con la que puede emplear recursos adicionales. La información requerida para ello es suministrada, fundamentalmente por el estado de resultado integral.”

Como se observa este concepto es mucho más amplio, implica un mayor análisis, ver con otros ojos la información financiera y presentarla de una manera diferente a los distintos usuarios de la información, labor ésta que nos corresponde a los contadores, responsables de su preparación.

Es hora entonces que aprovechemos la coyuntura de la adopción del nuevo modelo financiero en Colombia para retomar el liderazgo y el puesto que tenemos que ocupar en las organizaciones donde prestamos nuestro servicio profesional, lo cual implica mayor profesionalismo en el desempeño de nuestras funciones, estudio y dominio del nuevo modelo financiero y ser capaces de brindar valores agregados a los usuarios de la información financiera, y ésto sólo depende de nosotros.

Preparo: DIEGO DE JESUS DUQUE JARAMILLO

Gerente Regional

CPAAI Cabrera International S.A.

Comparte esto:

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seminario Declaracíon de Renta Persona Natural