Go to Top

ESTABILIDAD LABORAL REFORZADA DE MUJER EMBARAZADA EN EL CONTRATO DE APRENDIZAJE

Print Friendly, PDF & Email
Es bien sabido que los contratos de aprendizaje tienen una connotación y naturaleza distinta a los contratos laborales, y son considerados formas especiales de vinculación dentro del derecho laboral, sin subordinación y por un plazo no mayor a dos (2) años en la que una persona natural recibe formación teórica en una entidad de formación autorizada con el auspicio de una empresa patrocinadora que suministra los medios para que adquiera formación profesional metódica y completa requerida en el oficio, actividad u ocupación dentro del manejo administrativo, operativo, comercial o financiero propios del giro ordinario de las actividades del patrocinador con exclusividad en las actividades propias del aprendizaje y el reconocimiento de un apoyo de sostenimiento que garantice el proceso de aprendizaje y el cual, en ningún caso, constituye salario.
No obstante lo anterior, respecto de las mujeres embarazadas que son aprendices, ha dicho la Corte Constitucional en reiterada jurisprudencia que estas deben recibir un tratamiento igual al de una trabajadora dentro de un contrato laboral, atendiendo a los principios de solidaridad, protección laboral y conforme lo dispuesto por el Estado Social de Derecho que rige en Colombia.
Por lo anterior, es preciso señalar que a las aprendices en gestación las cobija el periodo de protección del fuero de maternidad, la estabilidad laboral reforzada impidiendo a quien contrate terminar la relación contractual en razón al estado de embarazo, y debiendo solicitar autorización al Ministerio de Trabajo cuando se crea tener una causal objetiva para dicha terminación. Así mismo, se debe pagar las cotizaciones correspondientes a salud sin importar la etapa del contrato de aprendizaje en la que se encuentre y continuar pagando la cuota de sostenimiento.
De la misma forma, ha dicho el SENA en concepto 08745 de 2004, que las anteriores obligaciones se dan en vigencia del vínculo contractual y que una vez terminado, la empresa no tiene ningún tipo de obligación con quien se contrató bajo esta figura:
“De lo anterior se infiere que si la aprendiz termina su etapa práctica antes de dar a luz, se dará por terminado el contrato de aprendizaje por justa causa y la empresa legalmente no tendrá la obligación de asumir ningún tipo de compromiso con posterioridad a la fecha de terminación del contrato. Sin embargo, en caso de que la aprendiz se encuentre ejecutando el contrato de aprendizaje y se presente el alumbramiento, se deberá suspender la relación contractual originada del contrato de aprendizaje, en virtud de lo previsto en el articulo 5 del Acuerdo 15 de 2003, el cual señala que la relación de aprendizaje se podrá interrumpir temporalmente en el caso de licencia de maternidad.”
HAROLD FABIÁN DÁVALOS MURIEL
DIRECTOR JURÍDICO
NATALIA JARAMILLO CARDONA
SEMISENIOR JURÍDICO
Comparte esto:

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seminario Declaracíon de Renta Persona Natural