Go to Top

LAS CAMARAS DE COMERCIO Y EL NUEVO ORDEN LEGAL DE SUS JUNTAS DIRECTIVAS

Print Friendly, PDF & Email

El Congreso de Colombia mediante Ley 1727 del 11 de julio de 2014, reformó el Código de Comercio en cuanto a la administración y dirección de las Cámaras de Comercio, la calidad de afiliados, sus derechos, deberes, el régimen de las elecciones para integrar las juntas directivas de las Cámaras de Comercio y otros aspectos referidos a la renovación de la matrícula mercantil, la depuración del Registro Único Empresarial y Social (RUES) y el régimen disciplinario y sancionatorio de los miembros de la Junta Directiva de las Cámaras de Comercio, entre otros, y empezará a regir a partir del momento de su expedición y deroga los artículos 81 y 84 del Código de Comercio, así como las demás normas que le sean contrarias. Las Cámaras de Comercio deberán ajustar sus estatutos a lo dispuesto en esta ley en un plazo máximo de seis (6) meses y el período previsto en la  ley, empezará a regir a partir de las elecciones del año 2014.

De su contenido destaco y extracto algunos aspectos concernientes a las modificaciones que nos trae la ley en referencia a las Juntas Directivas de las Cámaras de Comercio. En ese orden, empezamos por diferenciar el concepto de quienes integran las Cámaras de Comercio. En el texto de la norma anterior, éstas se encontraban integradas por los comerciantes inscritos en su respectivo registro mercantil, ahora a partir de la reforma se cambia el concepto y su concepción, cuando expresan que estarán administradas y gobernadas por los comerciantes inscritos en el registro mercantil que tengan la calidad de afiliados. Esto es, no basta la inscripción del comerciante, deben adicionar su condición de afiliado.

Señala la norma dentro de su estructura administrativa, que  cada Cámara de Comercio tendrá una Junta Directiva que será el máximo órgano de la entidad. Las Juntas Directivas de las Cámaras de Comercio estarán conformadas por afiliados elegidos y por representantes designados por el Gobierno Nacional. Los miembros serán principales y suplentes. Se equiparan los mismos requisitos tanto para ocupar el cargo de director como para ser elegido miembro de Junta de Directiva, adicionándole el haber ostentado ininterrumpidamente la calidad de afiliado durante los dos (2) últimos años calendario previo al treinta y uno (31) de marzo del año correspondiente a la respectiva elección.

Se modifica el período de elección de miembros de Junta Directiva de las Cámaras de Comercio, el cual era de dos (2) años y se iniciaba el 1° de julio del año en que se realizaba la elección, con la opción de haber sido reelegidos. Con la ley 1727 del 11 de julio de 2014, los miembros de la Junta Directiva serán elegidos para un período institucional de cuatro (4) años con posibilidad de reelección inmediata por una sola vez.

En cuanto al quórum para deliberar y decidir, cambia su predicamento, toda vez que las decisiones se tomaban con el voto favorable de la mayoría de sus miembros y ahora  la Junta Directiva sesionará, cuando menos, una vez por mes y existirá quórum para deliberar y decidir válidamente con la mayoría absoluta de sus miembros. En cuanto a la responsabilidad de los miembros de Junta Directiva, se destaca que responderán solidaria e ilimitadamente de los perjuicios que por dolo o culpa grave ocasionen a la respectiva cámara, salvo cuando se trate de miembros ausentes o disidentes. Si el miembro de Junta Directiva es una persona jurídica, la responsabilidad será de ella y de su representante legal.

Se destaca el tema de las inhabilidades e incompatibilidades de los miembros de las juntas directivas de las Cámaras de Comercio y los representantes legales de las personas jurídicas que integran las juntas directivas, catálogo que debe ser tenido en cuenta al momento de postularse a ser elegido como tal, en donde, entre otros, cobra especial importancia el hecho de ser parte del mismo grupo empresarial, declarado de acuerdo con las disposiciones legales vigentes, al cual pertenece otro miembro de la Junta Directiva; ser cónyuge, compañero o compañera permanente o tener parentesco dentro del  tercer grado de consanguinidad, segundo de afinidad o civil con cualquier otro miembro de la Junta Directiva o con cualquier funcionario de la Cámara.

Es importante como consecuencia, prepararse para asumir estas modificaciones que nos trae la Ley 1727 del 11 de julio de 2014, toda vez que a finales de este año, estaremos en plena contienda electoral y con unas condiciones y legislación diferente a la anterior.

FABIAN DAVALOS MURIEL
Director Jurídico
CPAAI Cabrera International S.A.

Comparte esto:

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seminario Declaracíon de Renta Persona Natural