Go to Top

Problemas en la Reglamentación de la Ley 1607 de 2012

Print Friendly, PDF & Email

En esta oportunidad nos referiremos a la reglamentación de la Ley 1607 de 2012 conocida como reforma tributaria. Ha sido este un aspecto traumático para los usuarios privados del derecho tributario por diversas razones que incluyen la expedición tardía de los decretos reglamentarios, la inclusión de disposiciones que van en contravía de la ley y la improvisación permanente.  En esta oportunidad haremos referencia a dos situaciones ocurridas con ocasión de la copiosa reglamentación proferida en el mes de diciembre de 2013.  Veamos:

1.     La clasificación tributaria de las personas naturales, prevista en la ley 1607 de 2012 para cuantificar el monto de la obligación tributaria en el impuesto sobre la renta, fue utilizada en el decreto 2972 por medio del cual se fija el calendario tributario nacional para el año 2014 como criterio para establecer los casos en que una persona natural o asimilada no está obligada a presentar la declaración tributaria de renta por el año 2013.  Por efecto de esta manera de entender la ley, se tiene que:

a.   Desaparecen las categorías de asalariado, trabajador independiente y menores ingresos, para establecer la obligación de declarar y en su lugar para los mismos efectos se consideran las de  empleado, trabajador por cuenta propia y otros no clasificados

b.   En el caso de los asalariados, a los cuales la ley 1607 de 2012 derogó el criterio ingresos para establecer la obligación de declarar, el decreto menciona que no tienen dicha obligación quienes hubieren obtenido ingresos en el año 2013 inferiores a 1.400 uvt.  En este caso una persona que en el 2013 haya obtenido el 80% o más de sus ingresos provenientes de una relación laboral o reglamentaria estará obligada a presentar declaración de renta si sus ingresos son superiores $37.577.000.  La Dian justifica esta interpretación manifestando que la Ley 1607 de 2012 al establecer la clasificación de personas naturales modificó en forma tácita el contenido de los artículos 592 y 593 del E.T que señalan los criterios para establecer la obligación de declarar.  (Ver documento denominado Inconsistencias en el Decreto 2972? Publicado en la página web Dian).

Para esta mismo tipo de contribuyentes (los asalariados), el parágrafo 2 del artículo 593 E.T reza que dentro de los ingresos base para establecer la obligación de declarar no se incluyan los correspondientes a la enajenación de activos fijos, ni los provenientes de loterías, rifas, apuestas o similares, mientras que el decreto 2972 establece que deberán sumarse todos los ingresos provenientes de cualquier actividad económica, con independencia de la categoría de persona natural a la que se pertenezca.  De este manera, si nos atenemos a lo dicho en el decreto 2972 de 2013, el número de asalariados declarantes por el año gravable 2013 se incrementará, situación que en aplicación estricta de la Ley 1607 de 2012 a nuestro juicio no debería ocurrir.

c.   En el caso de los denominados trabajadores independientes, caracterizados según el artículo 594-1 E.T por ser personas naturales receptoras de honorarios, servicios y comisiones, sujetos a retención en  una proporción mayor o igual al 80% de sus ingresos, se tenía que el monto de los ingresos para no estar obligado a declarar no debería ser superior a 3.300 uvt.  Pues bien por gracia del decreto en mención el tope de ingresos para estos efectos es de 1.400 uvt, con lo cual el número de obligados a declarar se eleva.   Para este caso, el decreto no considera como criterio el requisito de facturación de ingresos previsto en el artículo 594-1 mentado.

2.     La modificación de las tarifas de autorretención a título de CREE, sufrió un traspiés, porque el decreto 3029 fechado diciembre 27 de 2013 que las incrementaba a partir del 1 de enero de 2014 no fue publicado en el diario oficial antes de dicha fecha según afirma el Ministerio de Hacienda en los considerandos del Decreto 14 fechado enero 9 de 2014 publicado en el diario oficial 49028 en la misma fecha.   Nos dimos a la tarea de consultar los diarios oficiales publicados en el año 2014 hasta el día 9 de enero de la misma fecha, no encontrando evidencia de que el decreto 3029 de 2013 hubiere sido publicado después del día 1 de enero de 2014.  En mérito de lo expuesto concluimos que para efectos de la retención a título de cree que deben auto practicarse los contribuyentes de dicho impuesto en el  mes de enero de 2014, deberán aplicar las nuevas tarifas previstas en el decreto 14 a partir de enero 9 de 2014 ( 0,4%, 0,8% o 1,6%, de acuerdo con la actividad económica principal). y por el período comprendido entre enero 1 y enero 8 del mismo año deberán aplicar las tarifas contenidas en el decreto 1828 fechado agosto 27 de 2013 (0,3%, 0,6% o 1,5%, de acuerdo con la actividad económica principal). Este es sin lugar a dudas un ejemplo palpable de la improvisación que ha acompañado la reglamentación de la Ley 1607 de 2012.

Elaborado por: Raúl Fernando Hoyos Calderón

Director de Impuestos CPAAI Cabrera International S.A

Comparte esto:

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seminario Declaracíon de Renta Persona Natural