Go to Top

¿QUÉ OCURRE CON LOS CONTRATOS LABORALES CUANDO UNA EMPRESA ADQUIERE OTRA?

Print Friendly, PDF & Email
Es reiterada la inquietud respecto al proceder con los empleados y sus contratos laborales cuando una empresa adquiere otra, y como consecuencia de ello, existe cambio de empleador. Al respecto, existen dos vías, ambas permitidas por el ordenamiento jurídico y cuya escogencia dependerá de lo que más beneficie a la empresa y sus trabajadores.
La primera de ellas, es recurrir a la figura de la Sustitución Patronal, regulada por el artículo 67 del Código Sustantivo del Trabajo y entendida por la normatividad laboral como todo cambio de un empleador por otro, siempre y cuando el negocio o establecimiento conserve su identidad y no sufra variaciones importantes en el giro de sus actividades. Hacer uso de esta figura, implica como efecto inmediato continuar con los mismos contratos laborales ya existentes, sin liquidarlos, extinguirlos o modificarlos y sin que exista por ende, solución de continuidad en ellos.
Para efectos de lo anterior, es preciso que concurran tres requisitos, a saber:
a. Cambio de patrono: Que opere un cambio de patrón por cualquier causa.
b. Continuidad del trabajador: Que haya continuidad en la prestación del servicio por parte del trabajador
c. Continuidad de la empresa: Que haya continuidad en el desarrollo de las labores del establecimiento y que subsista su identidad, es decir, que no sufra variaciones esenciales en el giro de sus actividades o negocios.
Al respecto, ha dicho la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia en sentencia de agosto 27 de 1973, que:
(…)El cambo de un patrón por otro puede ser por cualquier causa: venta, arrendamiento, cambio o razón social, etc., y de una persona natural por otra natural o jurídica o, de una persona por otra jurídica o natural. La continuidad de la empresa se refiere a lo esencial de las actividades que venía desarrollando, y la continuidad del trabajador y a su permanencia en la empresa cuando se produce el cambio con la siguiente prestación de los mismos servicios al nuevo patrono”.
La segunda vía es liquidar los antiguos contratos y celebrar nuevos acuerdos con los empleados. Esta opción es viable en el ordenamiento jurídico y no viola ningún régimen legal. Así, ha considerado la Corte Suprema de Justicia en sentencia de febrero 11 de 1981, que:
“Para que se pre la sustitución de patronos, dijo la Corporación, es necesario que concurran tres requisitos: cambio de patrono, continuidad de la empresa y continuidad del trabajador en el servicio. Y no ocurre este último requisito, dejándose de producir, por consiguiente, la sustitución de patronos, cuando el trabajador acuerda con el antiguo patrono la terminación de su contrato y seguir prestando sus servicios al nuevo patrono, en ejercicio de un nuevo contrato, lo cual no quebranta ningún régimen legal”.
HAROLD FABIÁN DÁVALOS MURIEL
DIRECTOR JURÍDICO
NATALIA JARAMILLO CARDONA
SEMISENIOR JURÍDICO
Comparte esto:

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seminario Declaracíon de Renta Persona Natural