Go to Top

UNICAMENTE PROCEDEN LOS DESCUENTOS A LOS EMPLEADOS POR HURTO O DAÑO A LOS BIENES DE LA EMPRESA, CUANDO EXISTA AUTORIZACIÓN PARA ELLO

Print Friendly, PDF & Email
Si bien el numeral 1° del artículo 60 del Código Sustantivo del Trabajo contempla como prohibición a los trabajadores sustraer de la empresa los útiles de trabajo y las materias primas sin permiso del empleador; y así mismo, el artículo 62 de la misma normatividad consagra como causales de terminación del contrato de trabajo con justa causa, todo daño material a los bienes de la empresa causados intencionalmente y todo acto inmoral o delictuoso dentro de la empresa o en su lugar de trabajo; ocurridos cualquiera de los anteriores hechos, el empleador no se encuentra facultado para proceder a realizar los descuentos pertinentes al empleado, hasta tanto este último no los autorice de manera expresa.
De ocurrir cualquiera de los eventos antes descritos, la conducta del empleado debe ponerse de manifiesto en los descargos y de manera específica, realizando el cuestionamiento sobre los hechos concretos y determinados, y no sobre comportamientos generales. Para el efecto, debe realizarse una citación a diligencia de descargos para que en cumplimiento del derecho de defensa que le asiste, el empleado pueda explicar las razones de su comportamiento. Teniendo dicho documento, la administración puede tomar la decisión de despedir al empleado, siempre conforme a lo que para el efecto contenga el Reglamento Interno de Trabajo de la compañía.
Así las cosas, para que procedan los descuentos, en primer lugar, el hecho efectivamente debe ocurrir, y adicional a ello, es preciso que exista la aceptación de la falta y autorización expresa del trabajador. No es suficiente que exista una cláusula en el contrato laboral que los autorice, ya que cada caso debe probarse para poder atribuirle la responsabilidad al trabajador sobre un hecho, una vez se tengan las pruebas conducentes para hacer tal afirmación, y habiéndose realizado el proceso de descargos anteriormente mencionado.
Es preciso tener en cuenta que en el documento de autorización de descuento debe mencionarse en detalle el valor a descontar y el espacio para la firma del empleado que refleje su aceptación expresa y clara.
Si la persona no acepta los hechos y no autoriza el descuento habiendo evidencias claras de su responsabilidad, el proceder es acudir a un Juez de la República para resolver la situación.
HAROLD FABIÁN DÁVALOS MURIEL
DIRECTOR JURÍDICO
NATALIA JARAMILLO CARDONA
SEMISENIOR JURÍDICO
Comparte esto:

Deja Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seminario Declaracíon de Renta Persona Natural